Bombas de calor: ¿por qué el sistema inverter es el más eficiente?

Bombas de calor: ¿por qué el sistema inverter es el más eficiente?

Las bombas de calor inverter pueden ahorrar hasta el 40% de energía en comparación con los sistemas tradicionales. Pero, ¿de qué se trata esta tecnología Inverter? Un sistema Inverter controla el funcionamiento del compresor de la bomba de calor de manera que trabaje a una velocidad más constante. En lugar de encenderse y apagarse frecuentemente para alcanzar la temperatura deseada, con el inverter el compresor gira de forma constante, manteniendo así la temperatura programada.

7 beneficios de las bombas de calor Inverter

  1. Mejora la eficiencia energética
    El uso de la tecnología Inverter en los compresores junto con la de la válvula de expansión electrónica dentro de la bomba de calor maximizan su rendimiento y eficiencia energética. Para una bomba de calor con tecnología Inverter el límite de eficiencia se sitúa en temperaturas bajo cero (hasta -15ºC), mientras que los equipos no inverter dejan de ser eficientes con 0ºC.
  2. Menor consumo
    Con tecnología inverter se consiguen ahorros de hasta 40% de la energía, dependiendo de su uso, debido a la regulación de la frecuencia de funcionamiento del compresor.
  3. Mayor confort
    La temperatura se mantiene estable sin cambios bruscos, lo que garantiza un mayor ambientes más confortables.
  4. Silencio
    Al evitar los continuos arranques en ON/OFF, el compresor y el ventilador funcionan a velocidades bajas, reduciendo considerablemente el nivel de ruido (es similar al de una heladera).
  5. Durabilidad
    Menor mantenimiento debido a la reducción del desgaste mecánico del compresor.
  6. Fácil instalación
    Al ser una unidad compacta sin equipos extras de conexión, conformada por una entrada y salida de agua y una instalación eléctrica básica, hace que el equipo tenga características muy amigables de instalación.
  7. Estética
    Por su apariencia y tamaño es un equipo muy versátil y estéticamente adaptable a múltiples espacios.

El compresor, la clave de la bomba de calor Inverter

El compresor de la bomba de calor inverter se compone de dos cámaras de compresión fijas. Consta de un rodillo excéntrico para comprimir el líquido en cada cámara. Los dos rodillos están montados sobre el mismo eje y están diametralmente opuestos. Esta configuración permite un perfecto equilibrio de las tensiones aplicadas sobre los ejes lo cual evita las vibraciones, las cuales prácticamente desaparecen.

La reducción de las vibraciones disminuye el ruido y hace que la vida del compresor se incremente. Además, la fuerza de contacto entre el rodillo y la pared es menor, reduciendo la fricción, lo cual mejora automáticamente el rendimiento de este compresor.

Como consecuencia, utilizan cojinetes más pequeños y disminuye la necesidad de lubricación, así mismo se obtiene una reducción del peso y todo esto hace que este tipo de compresores sean adecuados para funcionamientos a muy baja velocidad.

Los rendimientos de un compresor inverter son excepcionales, por encima de la media del 50% en comparación con compresores tipo scroll o centrífugo. La diferencia es aún más importante si trabajan a carga parcial.

Compartir nota:

Suscribite al newsletter

Recibí las últimas novedades de la empresa, productos, capacitaciones y lanzamientos
Hacenos tu consulta
Nuestro horario de atención por chat es de lunes a viernes de 8 a 16 hs.

Consultar por Bombas de calor: ¿por qué el sistema inverter es el más eficiente?